Lo último en protección de la piel

La gran frontera en protección de la piel. Los últimos defensores. Polución y piel.  

Como es bien sabido, la piel nos separa y protege del mundo exterior, es nuestra primera línea de defensa y es precisamente durante el día que realiza esta compleja e imprescindible función. La piel, como órgano externo que es, se enfrenta a gran variedad de estímulos y para mantener el equilibrio interior (homeostasis) debe desarrollar una gran diversidad de funciones protectoras. Vamos a repasarlas:

Protección de la piel frente a cambios de temperatura:

La protección de la piel actúa como barrera aislante. La correcta microcirculación y la sudoración son las herramientas fundamentales para mantener la temperatura interior en el rango saludable.

Protección de la piel frente a daño físico:

La estructura mecánica de la piel constituye una barrera frente a las lesiones y las heridas. La elasticidad de las fibras y con su correcta proporción de grasas funciona como un buen amortiguador frente a golpes o cortes.

Protección de la piel frente a las radiaciones nocivas, (sol, luz azul, etc.):

La piel refleja y absorbe la luz. Esta absorción produce daños celulares que es necesario reparar. 

Protección de la piel frente a daños químicos, (la Polución): 

La acción química suele provocar cambios de PH que dan como resultado rojeces y malestar. La piel tiene capacidad de auto regular este PH. Además, a partir de cierto tamaño las partículas pueden penetrar la primera capa de la piel por lo que será necesario poner en marcha mecanismos internos de protección que ocasionan inflamación, rojez e inflamación.

Protección de la piel ante las infecciones:

La capa más superficial tiene un efecto antimicrobiano y de barrera.  

En este proceso de protección de la Capa Cornea, la capa más externa de nuestra piel tiene una gran importancia, ya que constituye una barrera que deja lo malo fuera y lo bueno dentro. La correcta hidratación es fundamental para su correcto funcionamiento y por lo tanto para su labor de protección.


La Capa Cornea Dispone de tres estructuras que le permiten conservar la hidratación en su interior. 

Manto hidrolipídico:

Este manto ejerce acción antimicrobiana por su ph ácido (manto ácido de la piel). La naturaleza única del manto hidrolipídico, emulsión de lípidos de superficie y de agua superficial, requiere ingredientes específicos para su cuidado.

Factor hidratante natural:

Es el mecanismo natural más importante para conservar la humedad. La piel produce una serie de proteínas (como la famosa filagrina) que tienen un papel fundamental en el sellado entre corneocitos y  una vez se degradan en aminoácidos tienen unas propiedades excelentes para atraer y fijar el agua en la piel. En los países europeos se calcula que hasta un 15% de la población tiene defectos genéticos en la filagrina que condicionan una tendencia exagerada a la sequedad cutánea. 

Bicapa lipídica.

Está formada por la disposición en ladrillos y cemento de las células de la capa córnea. Los ladrillos son las células y el cemento son las sustancias de naturaleza grasa que se disponen entre ellas. Sustancias de sellado como ceramidas o ácidos grasos libres como el linoleico y colesterol. 

Con la edad el metabolismo de la piel se ralentiza y también la producción de grasa y proteínas. La Capa Cornea pierde esa sustancia de sellado (grasas + proteínas) y se reseca peligrosamente. Puede mostrar sensaciones de calor/quemazón y posiblemente de picor. La piel muestra signos de rojez, está apagada y desigual. Todo ello indica una pérdida de integridad estructural.

Es por lo tanto fundamental ayudar a la piel durante el día a proteger la Función Barrera.

En ILOS Splendide du Jour juntamos varias acciones para conseguir una protección integral durante el día:

Nutrición e hidratación:

Aporte lipídico ILOS Bio Oleo rico en ácidos grasos que rápidamente pasarán a formar parte de la bicapa lipídica. Su riqueza en vitamina E también permitirá proteger a estas grasas de la oxidación. Este complex también tiene capacidad de potenciar la producción de proteínas y así mejorar la hidratación. 

Segunda piel protectora y perfeccionadora:

Desplegar una micro capa compatible y afín de microláminas marinas que se sitúan sobre la capa cornea y la ayudan en sus funciones de hidratación, defensa frente a partículas y regulación de PH. Actúa como una autentica segunda piel y además reduce imperfecciones y aporta luminosidad.

Protección de la piel frente a la radiación con un SPF15 y un complex potente y muy estable de antioxidantes:

ILOS Antiox elantioxidante más potente del olivo y uno de los más potentes del mundo. Protector dérmico y celular eficaz ante los efectos de la polución. Acción anti-mancha, iluminadora patentada y reparador solar.

Protección frente a daño químico con oligosacáridos de Laminaria Digitata que crean un escudo anti polución que protege la piel de humo, tabaco, metales pesados, pesticidas y partículas PM 2.5.

A largo plazo las biomoléculas de origen marino y olivo irán penetrando y trabajando en la reparación, la luminosidad, la suavidad y la reducción de manchas pigmentarias.