Reparación celular nocturna de la piel.

Estrés y piel. Reparación celular Dérmica y Homeostasis. Antioxidantes reparadores. 

El Olivo y la Renovación Celular

El metabolismo de tu cuerpo y la reparación celular, incluyendo el de tu piel, se hace más lento e ineficiente conforme envejecemos, esa es la razón por la que empiezas a notar arrugas, manchas, mayor sequedad, rojez, sensibilidad, etc… Se hace imprescindible, por lo tanto protegerla bien durante el día y ayudarla en su proceso nocturno.

Como es bien sabido por la noche durante el sueño el cuerpo aprovecha para regenerarse, reponer energías y detoxificarse, es decir, para la reparación celular.

La piel aprovecha ese momento de descanso para la reparación. Esta reparación la podemos resumir en cuatro grandes acciones: frenar la oxidación provocada por los factores ambientales perjudiciales de la ciudad (polución y radiación UVA UVB y luz azul), contrarrestar el efecto del estrés, recuperar el equilibrio celular, reparar daños y re-hidratar.

Factores Ambientales en la oxidación de la piel

El aire de la ciudad está repleto de partículas pro oxidantes: metales pesados como el plomo, cadmio, hierro, silicio, aluminio, etc… Estas partículas pueden llegar a ser muy pequeñas y adherirse fuertemente a la piel. La consecuencia es que inician procesos oxidativos que hay que frenar con una correcta limpieza y posteriormente un tratamiento antioxidante que las neutralice. 

Esta acción oxidativa de las partículas de polución se ve incrementada con la exposición a la luz solar y hoy en día a la luz azul de todas la pantallas electrónicas.

Es bien sabido que el olivo tiene uno de los mejores antioxidantes de la naturaleza presente en ILOS ANTIOX. Nos protegerá de los principales efectos de la polución porque neutraliza los radicales libres, evita la peroxidación lipídica y actúa como quelante de metales pesados. 

El Estrés en la piel

Nuestra vida en la ciudad está sobrecargada de actividad: Trabajo, Hijos, Compromisos sociales y familiares,  Imprevistos, Ritmo acelerado todo el día.

Este estado perpetuo de alerta hace que se dispare el nivel de cortisol en nuestro cuerpo y también en nuestra piel. Muchos metabolismos se ven afectados, la piel se vuelve más reactiva y sensible. 

Nuestro estilo de vida moderno y estresado hace que el 50% de las mujeres y el 30% hombres tengan una piel sensible.

Para sobrellevarlo, para no terminar con una piel deteriorada, para que nuestra imagen no sea de cansancio permanente, para prevenir problemas de rojez o sensibilización necesitas: Contrarrestar los efectos del estrés con ingredientes que neutralicen la acción del cortisol.

Belle pour Demain, la crema de noche de la marca ILOS gracias al extracto especial de Helichrysum combinado con el poderoso ILOS REDENS incrementa la liberación de moléculas calmantes (betaendorfinas) neutraliza el cortisol y los procesos inflamatorios. La combinación de ambos permite contrarrestar el efecto del estrés en la piel y por lo tanto aumenta el bienestar, aumenta la rehidratación y favorece la curación.

Recuperar el equilibrio celular

Durante el día, la piel y por lo tanto las células que la componen están sometidas a numerosos cambios. Para mantener su integridad debe adaptarse y mantener un ambiente interno y estable. Este equilibrio interno a pesar de los cambios externos se llama Homeostasis y es fundamental para la vida celular. La noche es el momento perfecto para que las células recuperen su homeostasis. 

No es extraño que el olivo, ser de una gran resiliencia, capaz de mantenerse imperturbable a los cambios que le rodean a lo largo de los años, nos ofrezca una bio molécula ideal para la homeostasis de nuestras células dérmicas. 

Reparar daños mientras dormimos

En la reparación nocturna es fundamental la producción de todas aquellas proteínas que tejen nuestra piel. Las células, que ya no están en la fase diurna de defensa se centran en producir colágenos, elastinas que repararan daños en el tejido, proteínas de sellado que repararán la función barrera, proteínas que guardan la hidratación como el ácido hialurónico, etc… 

Para realizar esta gran actividad productora la célula necesitará energía y por ello aportar ingredientes que mejoren su rendimiento energético es también clave.

Belle pour Demain, la crema de noche de la marca ILOS tiene en su fórmula Células madre de Olivo Silvestrisque estimula la producción de energía en las células y así recuperan la vitalidad de juventud. Como consecuencia las arrugas se difuminan, la piel mejora su textura, grosor e hidratación. Ilos Redensifier: Compuesto redensificante patentado, con actividad genética y epigenética que favorece el rejuvenecimiento celular, promueve la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico. Extracto de Helichrysum que potencia la producción de proteínas de sellado.

Rehidratar la piel

Por la noche se pierde mucha agua, es por lo tanto un momento perfecto para nutrirla en profundidad. Vamos a explicar en detalle este punto:

Nuestra piel está recubierta de una mezcla de agua y líquidos conocida como Capa hidrolipídica: CHL. La CHL actúa bloqueando la humedad en su interior.

Su alteración o ausencia da lugar a una pérdida desmedida de agua a través de ella. Eso provoca una sequedad severa de la piel y a una fuerte sensación de inconfort.

Al nutrirla le añadimos los lípidos necesarios y la ayudamos en su función barrera. Es importante saber que la CHL requiere ingredientes específicos para su cuidado.

El Aceite de oliva biológico de ILOS es muy rico en ácidos grasos esenciales afines a la piel y por lo tanto nutre en profundidad y el extracto especial de Helichrysum calmará inmediatamente la sensación de incomfort.