La Longevidad de la piel que aportan los micronutrientes del Olivo

El Olivo tiene antioxidantes que son muy saludables para nuestra piel

El olivo es un árbol excepcional, cuanto más lo conozco más me asombra su generosidad, su resiliencia y también su capacidad de darnos salud y de cuidar nuestra piel. ILOS es mi pequeño homenaje a este árbol sabio del que todavía nos queda mucho por aprender.

Desde 2007, he tenido la oportunidad de investigar el olivo, su composición y sus posibilidades para aplicar a la piel. En España tenemos la gran suerte de ser el principal productor de aceite del mundo, alrededor del 50% del consumo mundial. Nuestra industria olivarera es tan grande que tiene también un gran problema ¿qué hacer con el residuo que genera la extracción de aceite de oliva

La Composición del Olivo

Me explicaré, cuando exprimimos una oliva aparecen tres partes: la grasa que sería el aceite, la acuosa y la sólida. Así pues, después de extraer todo el aceite posible queda un residuo sólido y acuoso (lleno de antioxidantes) que en un pasado se devolvía al campo como abono, pero actualmente es tan grande que puede ser tóxico. Es necesario encontrar una solución para este residuo desaprovechado. 

Por otro lado, esta masa de sólidos y agua es bioquímicamente muy interesante y por eso muchas universidades y muchas empresas, hace ya unos años, empezaron a investigar. Nosotros nos quisimos centrar en el uso de estos compuestos para tratar la piel. Pasamos muchos años identificando y estudiando las mejores biomoléculas (regeneradoras, antioxidantes) y trabajando con ellas para poderlas incorporar en una formulación cosmética. No fue hasta 9 años más tarde, con la aparición y colaboración de José María Rodas y su olivar excepcional, que empezamos a estudiar el aceite de oliva extra virgen, su composición y aplicación a la piel. En estos últimos años, nos hemos centrado en la fusión de todas las biomoléculas descubiertas que hoy forman parte de nuestro Elixir de Nuage.

Nuestro mundo es el olivo y la piel, nos hemos hecho especialistas en incorporar sus ingredientes en el corazón de todas nuestras fórmulas. Después de 14 años de investigación todavía seguimos encontrando nuevas bio-moléculas con aplicaciones cosméticas.

Es por todo esto que nosotros no hablamos de cosmética del aceite porque creemos que es TODO el olivo en su máxima riqueza, con sus componentes grasos, sólidos y acuosos, el que tiene la respuesta de la longevidad de nuestra piel.

Olivo Nuage ¿Qué es eso?

El Olivo

El olivo, es uno de los pocos seres vivos que puede vivir más de mil años sin problemas. Es el árbol que define la cultura y la dieta mediterránea. Su fruto, ingrediente esencial de la dieta Mediterránea, está reconocido como uno de los motivos de nuestra longevidad. Trabajador incansable: produce olivas de hasta dos veces su peso al año y tiene 46 cromosomas iguales al ser humano.

Nuestra relación con el olivo puede remontarse a más de 6000 años, y es por eso por lo que nuestro cuerpo y nuestra piel aceptan de forma natural sus maravillosos nutrientes. Una larguísima amistad que nos permite aprovechar los secretos del olivo y su longevidad.

Nuestro aliado en la salud es ahora aliado en nuestra piel.

La Piel

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Es un tejido extenso, elástico y con un cierto grosor. Similar en apariencia al neopreno, pero vivo y es mucho más complejo. La piel nos separa y protege del mundo exterior, es nuestra primera línea de defensa y también el lienzo de nuestra imagen. 

Imaginemos este especial tejido que llamamos piel: tiene fibras elásticas como el colágeno o la elastina, células especializadas en distintas funciones para poder crecer y mantenerse sano y también materiales de relleno que dan cuerpo, guardan agua, grasa, nutrientes, etc. 

En todo este universo el agua es el componente principal. Está presente en un 70 y 80% de la composición química de nuestra piel. Un 50% del agua circula libremente y el otro 20% en forma de reserva dentro de las células. Esta reserva actúa como el corazón bombeando agua continuamente.  Cuando la célula pierde su reserva de agua comienza a trabajar mal. La falta de agua es un problema clave en el envejecimiento de la piel. El agua asegura su salud, buena apariencia y longevidad. Es por ello por lo que oiréis hablar mucho de la Función Barrera de la piel, esto es, la capacidad de la piel de retener el agua en su interior y de defenderse.

La hidratación es clave, pero hay otros dos grandes enemigos de la longevidad de la piel que conviene no olvidar nunca: la inflamación y la oxidación. Los dos son grandes destructores de tejido, de células y el origen de muchos problemas dérmicos. 

El Olivo y la Piel

Ciertos micronutrientes del aceite de oliva virgen de calidad son especialmente apropiados para nutrir la piel y evitar la pérdida de agua, pero es en las partes sólidas y acuosas donde encontraremos los antiinflamatorios más eficaces o los grandes protectores antioxidantes

De todo esto hablaremos en el siguiente capítulo

El olivo, gran vencedor de la longevidad, experto en mantener su hidratación, en defenderse de los daños del sol y el medio ambiente, incansable en su reparación y regeneración permanente, nos ofrece sus secretos para que hagamos lo propio en nuestra piel.

De nuevo: Gracias olivo.